DESPERTANDO A LA VIDA

3 octubre 2009

ARMAS SILENCIOSAS – El sofisticado ejercicio del control

Filed under: 1 — chusju @ 0:10

  

Por David Icke

“El sofisticado ejercicio del control utiliza la habilidad para mantener a la gente oprimida y sin embargo en conflicto. Es mucho mejor hacer que ellos piensen que fue su idea ir al patíbulo “ Anon

 


El tema subyacente sobre el que todos hemos leído es la manipulación de la mente humana. No se puede controlar a billones de personas con tanques en las calles y soldados en cada puerta. Sólo se puede conseguir dividiendo y legislando – y programando la conciencia de la masa (opinión pública) en la creencia de que lo que se quiere hacer es una buena idea, o la única opción

Esto es crucial para comprender cómo trabaja la manipulación, y para pensar en una vibración más sabia que haga que sea más difícil que nos confundan. Por ejemplo, digamos que se quiere introducir cámaras en las calles, una fuerza policial más autoritaria y armada, y la erosión de las libertades personales. No se quiere que el público se oponga a estas políticas, es más, se quiere que sea el público quien pida su introducción. ¿Qué se necesita para que esto suceda? Un perfil más alto de crímenes violentos, lo que crea un gran miedo en la comunidad. Consigue esto y la gente estará llamando a tu puerta exigiendo que coloques cámaras en las calles y des más pistolas y poder a la policía.

Problema-reacción-solución. ¿Y qué mejor para introducir más crimen que crear una sociedad de gente que “tiene” y gente que “no tiene”, dependiente de pagos sociales, y luego empezar a desmantelar el estado de bienestar? Se le da a la gente a elegir entre quedarse sin sus necesidades básicas, o quitarle a otro el dinero y las propiedades. Y cuando hacen esto último, las víctimas del crimen y la gran masa de gente que ve las noticias del crimen exigirán que “se tomen medidas”.

Todos los aspectos de la sociedad están siendo utilizados para promover este golpe de estado mental. El sistema de “educación” no está para informar a los niños y jóvenes, sino para adoctrinarles; y lo mismo pasa con los medios informativos y con la publicidad. Las fundaciones exentas de impuestos coordinan la política “educativa” de las Elites en las escuelas y universidades de Estados Unidos.  En el Reino Unido esto se hace, en parte, a través de una pandilla secreta conocida como el Grupo Todo Almas (All Soul Group). Se reúnen tres veces al año (muy apropiado) en la Rhodes House de la Universidad de Oxford. Estas políticas educativas están diseñadas para producir clones del sistema y seguidores del gobierno mundial, aunque la gran abrumadora mayoría de la gente de la profesión de educadores no se dará cuenta.

Incluí en el libro The Robots’ Rebellion un extracto de un documento encontrado, aparentemente por accidente, en 1986, llamado Armas Silenciosas Para una Guerra Tranquila. Se informa de otra versión que había estado en manos de la Inteligencia Naval estadounidense en 1969. Es una explicación maravillosa de la técnica de lavado de cerebro. La versión que yo tengo se encontró dentro de una fotocopiadora IBM, comprada de segunda mano en América, y describe una política de control mental de masas. Este largo y detallado documento está fechado en 1979, pero describe una política que ha estado llevándose a cabo desde los años 50. El documento dice que “La guerra tranquila fue… declarada por la elite internacional en un encuentro mantenido en 1954”. El Grupo Bilderberg tuvo su primer encuentro en 1954. Es probable que los métodos expuestos en el documento hayan sido inspirados por el Instituto Tavistock de Relaciones Humanas de Londres, y sus ramificaciones interconectadas. He aquí a qué sabe el contenido:

“La experiencia ha demostrado que el método más simple para asegurar un arma silenciosa y ganar el control del público es por un lado, mantenerlo indisciplinado e ignorante de los principios básicos del sistema, y por otro mantenerlo confundido, desorganizado y distraído con asuntos que no tienen importancia real”.

Esto se consigue:

1.      creando una ruptura en sus mentes, saboteando sus actividades mentales, proporcionándoles un programa de educación pública en matemáticas de baja calidad; diseñando sistemas y economías, y desalentando la creatividad técnica.

2.      atrayendo sus emociones, incrementando su autoindulgencia y su indulgencia en actividades emocionales/físicas a través de :

a.      con ataques y confrontaciones emocionales implacables (invasión emocional y mental) a través de un constante bombardeo de sexo, violencia y guerras en los medios informativos, en especial la TV y los periódicos.

b.       Dándoles lo que desean, en exceso, “comida basura para el pensamiento”, y privándoles de lo que realmente necesitan.

c.       Rescribiendo la historia y la ley, y sometiendo al público al alboroto desviado, para ser capaz así de trasladar su pensamiento de las necesidades personales a las prioridades externas altamente falsificadas.

Así se impide que se interesen y que descubran las armas silenciosas de la tecnología de automatización social. La regla general es la de que la confusión es beneficiosa; cuanta más confusión, más beneficio. Por eso, el mejor enfoque es crear problemas y luego ofrecer soluciones.

En resumen:

·         Los media: Mantienen la atención del público adulto desviada de los verdaderos temas sociales, y fascinada por asuntos sin importancia real.

·         Las escuelas: Mantienen al público juvenil ignorante de las verdaderas matemáticas, la verdadera economía, la verdadera ley y la historia real.

·         La diversión: Mantienen la diversión pública por debajo de un nivel de sexto grado.  

·         El trabajo: Mantienen al público ocupado, ocupado, ocupado, sin tiempo para pensar; de regreso a la granja con el resto de animales.

Esto no describe el mundo actual, ¿o sí? Todos los aspectos principales del golpe de estado están ahí, y podemos ver esta estrategia en funcionamiento cada día.  Cuando un gobierno planea introducir una legislación contra un grupo que está en su punto de mira, como parte de un plan para reforzar la conformidad y suprimir las libertades, inician el proceso de predisponer la opinión pública contra el grupo en cuestión a través de propaganda y de acontecimientos diseñados.  Cuando por último se presenta la legislación, la oposición potencial ya está o bien muy reducida o destruida.

Tomemos por ejemplo el Acta de Justicia Criminal presentada por el gobierno británico en 1994. Era una espantosa cantidad de trabajo y un golpe tremendo contra las libertades básicas, pero pasó a través del Parlamento con el apoyo de casi todos los partidos. Uno de sus muchos objetivos eran los “viajeros”, los grupos de personas que viven en casas móviles de muchas tipos, y se mueven entre varios lugares durante el año. Por lo que han sido apodados los viajeros de la “Nueva Era” por parte de los media. Los viajeros no son perfectos, ¿quién lo es?, pero será esclarecedor ver cómo fueron tratados.  Un año y medio antes de que se anunciara el Acta de Justicia Criminal, apenas se podía abrir un periódico o ver los informativos televisivos sin encontrarse con una historia que sugería que los viajeros eran un “problema” que necesitaba “solución”.  La policía detenía y hostigaba a los convoyes de viajeros a medida que se desplazaban de un sitio a otro; los ayuntamientos se negaban a permitir el paso por sus jurisdicciones; se declaraban conflictos entre viajeros y policía, y la cólera y la frustración iban en aumento. Todo era captado y transmitido en los infomativos de las principales cadenas de televisión. Agentes provocadores conectados con la Inteligencia Británica estaban allí como agitadores justo cuando las cámaras transmitían, tal como estas agencias operan en todo el mundo.

Una vez que los sucesos negativos y la propaganda se habían proyectado hacia la opinión pública, se lanzaba a las organizaciones encuestadoras con sus carpetas de clip. Las personas que hacían las preguntas en la calle no sabían en qué estaban involucradas. Se limitaban a preguntar lo que se les había dicho y por lo que se les pagaba. Pero las encuestas de opinión no están concebidas para medir la opinión el público, para que la gente pueda decir qué es lo que quiere. Están ahí para dirigir la opinión pública, utilizando a menudo preguntas diseñadas para conseguir la respuesta deseada.  Dile a la gente que el 80% de la población cree en algo, y los que tienen la mentalidad de cordero –be-be- se conformarán rápidamente y creerán lo mismo. ¿Un ochenta por ciento de personas no pueden estar equivocadas, verdad?  Pues claro que pueden, si se les ha privado de su capacidad mental.

El otro papel que juegan las encuestas de opinión es el de comprobar si la propaganda contra el grupo objetivo está funcionando. Una vez que las encuestas dicen que ya hay suficiente mayoría que cree que el grupo señalado es un problema “y que deben tomarse medidas”, se saca del cajón la legislación (la solución), y se presenta al Parlamento. Este enfoque tiene otra ventaja en el hecho de que la oposición política potencial, por pequeña que sea, teme a las consecuencias electorales de oponerse a una ley que “solucione” el problema para el que se ha programado al público que crea que ” debe hacerse algo”. Por eso la legislación tan controvertida del Acta de Justicia Criminal (que elimina libertades básicas) pasa por el Parlamento y se convierte en Ley prácticamente por aprobación total.

Una vez que este Acta ya está encaminada en convertirse en ley, todas las historias de que los “viajeros son un problema” desaparecen, y hasta el momento en que estoy escribiendo, no han vuelto a reaparecer. Sólo lo harán cuando una legislación todavía más dura contra ellos empiece a planearse. Hasta entonces, la opinión pública continuará siendo reblandecida para aceptar la legislación contra otro grupo objetivo de la lista de la Elite, y el público seguirá reaccionando como robots, exactamente de la forma requerida. A menos que escojamos tomar el control de nuestras propias mentes.  

Organizaciones como el Instituto Tavistock de Relaciones Humanas (y sus hermanos y hermanas estadounidenses, tales como el Instituto de Investigación de Stanford y la Corporación Rand) investigan cómo reaccionará la gente, individual y colectivamente, a los acontecimientos, cambios y “rumores”.  Fue Tavistock, según la investigación que leí, quien diseñó la política de los “choques futuros”, los medios por los que la mente humana colectiva es bombardeada con tantos cambios, sucesos e información contradictoria que se sobrecarga, se desconecta y se subordina. Esto sucede actualmente en todo el mundo, de forma más obvia en Estados Unidos y Japón, donde la población recibe un suceso tras otro para llenarlos con miedo e inseguridad. El objetivo es desestabilizar a la sociedad japonesa y romper su resistencia al cambio fundamental.

 Muchas de las denominadas tendencias “espontáneas” que adoptan los jóvenes son introducidas por éstas y otras organizaciones y luego maximizadas hasta el frenesí por la publicidad y los media controlados. La gente habla sobre la “última locura” y muy pocos se paran a preguntar “¿Dónde se inició, y quién está detrás?” Oímos acerca de la “locura que barre América”, y eso es todo. El período del “Poder de las Flores” de los años 60 fue secuestrado y dirigido por la misma fuerza manipuladora de mentes. La CIA y la Inteligencia Británica estuvieron experimentando con los efectos de la droga, del LSD, en los años 50 antes de que fuera liberada al mercado, y destruyeron cualquier posibilidad de cambio positivo sustancial que pudiera emerger de esa época. En 1953, la CIA tenía a su disposición el suministro total de tabletas de LSD de los fabricantes suizos Sandoz (propiedad de S.G. Warburg de Londres). Luego hicieron lo mismo con Eli Lilly cuando empezó a producir LSD en Estados Unidos. La gente estaba tan drogada y engañada que pensaban que el LSD era una arma de “libertad”. Algunos todavía lo piensan.  Sin embargo, no creo que ni la CIA ni la Inteligencia Británica tuvieran esa idea en mente.

LA TÉCNICA DE DESPISTE

Aquello de lo que estoy hablando aquí nos llega bajo el encabezamiento “distracción”.  Es una de las armas de manipulación mental más efectivas utilizadas contra la psique humana. Se presenta bajo diferentes formas.  Si a usted lo mantienen prisionero, una forma de escape es iniciar una distracción. Puede ser una discusión, o una lucha entre otros prisioneros colegas. Una vez que el problema se inicia, la atención de todos, incluyendo la de los guardias, se centra en el incidente. Esto ofrece la oportunidad de deslizarse lejos sin ser visto. La técnica del torero es otra forma obvia de despiste y centraliza la atención del toro en la capa, permitiendo al torero evitar ser herido.

En el mundo de la propaganda y de la manipulación mental pública, constantemente estamos sometidos a esto. Las acusaciones de antisemitismo contra los investigadores del Nuevo Orden Mundial son un ejemplo clásico de distracción. Se concentra la atención en el tema del supuesto racismo del mensajero y se distrae la atención de lo que él o ella están diciendo sobre su investigación. Tenemos la estrategia de infiltrar alas “moderadas” de partidos políticos mientras que encubiertamente seguimos un plan de juego radical. Esta es una distracción que previene que los extremistas sean identificados mientras que, ellos mismos, denuncian su legítima oposición como extremistas. Constantemente escuchamos “revelaciones” sobre organismos de inteligencia, ¿extraemos lo esencial de cuáles son revelaciones reales, y cuántas son sistemáticamente filtradas para distraer a la gente de lo que realmente está ocurriendo?

Un ejemplo: publicas un libro de un “espía” que nombra a cierta gente como agentes extranjeros. Maximizas a través de los medios que controlas y haces que el gobierno se oponga vehementemente, con lo que se le añade credibilidad.  Convences a la gente para que acepte que los nombres revelados por el “soplón” son correctos, y que quienes realmente estaban involucrados han salido a la luz. Si se quiere introducir una legislación controvertida, o un gobierno está siendo obligado a revelar información desagradable acerca de sí mismo, entonces bajo las reglas de la distracción esto debería ser hecho un día en

el que supieras que otra historia más grande está a punto de estallar. Esto minimiza el espacio y la prominencia dada a lo que dices, a causa de la cobertura masiva de los media sobre la otra gran historia.

El día en que el Secretario de Interior Británico Michael Howard, anunciaba la introducción de las tarjetas de identidad, los grupos paramilitares leales de Irlanda del Norte anunciaban un alto al fuego con el consentimiento del IRA Republicano. Esto redujo en gran parte la cobertura y la reacción en los media a las tarjetas de identidad de Michael Howard. No creo que fuera coincidencia, especialmente porque los paramilitares y el gobierno británico están en contacto regular a través de la red secreta de la sociedad, y de otros canales, digan lo que digan ellos públicamente. Efectivamente, la comunicación secreta entre el IRA y su “enemigo”, el gobierno británico, había quedado expuesta públicamente.


Los intentos de culpabilizar a dos libios por la bomba del vuelo 103 de la Pan Am en el que murieron 270 personas en Lockerbie, Escocia, en diciembre de 1988, es otro caso de distracción. Ninguna evidencia 
apuntaba a Libia. Es el chivo expiatorio conveniente para desviar la atención de lo que sucedió realmente y socavar el régimen de Gaddafi. La evidencia de estudios independientes y pruebas documentales señala claramente a otras conexiones de Oriente Medio, la CIA y otras agencia de inteligencia. La zona de Lockerbie en que hubo el accidente estaba

cubierto de agentes americanos, tal como indicaron la gente del lugar y los periodistas.  El médico forense de la policía David Fieldhouse dijo que extendió certificados de muerte tras examinar 59 cuerpos, pero posteriormente encontró que los registros policiales contenían detalles de tan solo 58 cuerpos. Qué pasó con el cuerpo que faltaba, nadie parece saberlo. ¿Podría haber sido el cuerpo que hubiera alumbrado lo que ocurrió y quién lo hizo? Y, si las autoridades ignoraban lo que iba a ocurrir, ¿por qué los VIP fueron avisados de no tomar ese vuelo, teniendo sus asientos reservados?  Entre ellos se hallabaPik Botha, el ministro Sudafricano, y otros de sus acompañantes que incluían al director de BOSS, la agencia de inteligencia sudafricana (que mantiene nexos cercanos con la CIA y el Mossad). Cancelaron sus reservas en el vuelo 103 poco después de su salida tras recibir información de sus fuentes de inteligencia. Pik Botha, dijo al hombre de negocios británico Tiny Rowlands que esas fuentes eran del tipo “de las que no pueden ignorarse”.

Libia ha venido siendo utilizada como distracción durante años. El coronel Gaddafi era presentado como el monstruo de todos los monstruos hasta que resultó más útil atribuirle ese título a un viejo amigo de George Bush, Saddam Hussein. El bombardeo de Trípoli por aviones estadounidenses despegando de bases británicas en 1986 formada parte de esto. Docenas de civiles libios, incluyendo niños, fueron

asesinados por los americanos (con ayuda británica) en represalia por el “terrorismo libio” en una discoteca de Berlín occidental, en el que de nuevo no existían evidencias tal como posteriormente reconocieron los investigadores alemanes. El hombre que escribió el documento para Ronald Reagan que proponía la campaña para destruir el régimen de Gaddafi con mentiras y desinformación era (según él mismo admitió) el operador de la CIA Vincent Cannistraro. Trabajó durante tres años en la campaña con Oliver North y eso llevó al bombardeo de Trípoli. ¿Quien era el hombre seleccionado para dirigir la “investigación” de la CIA en el asunto Lockerbie, que decidió que dos libios eran los responsables? Pues sí, lo era, Vincent Cannistraro.  Parte de la campaña de la CIA contra Libia incluía el asesinato por la CIA de la policía británica Yvonne Fletcher, en St. James Square, Londres, el 17 de abril de 1984.

Este asesinato fue atribuido al equipo del Departamento de Personas de Libia. De hecho fue abatida por un tirador de la CIA en el 8 St. James Square, cerca del Departamento, dicen algunos investigadores. Ese edificio había sido ocupado desde hacía pocos meses antes por una empresa con conocidas relaciones con la CIA.

A pesar de esta información y del hecho de que no existían puntos de evidencia que involucrasen a Libia en el bombardeo de Lockerbie, las Naciones Unidas (la Elite Global) continúa imponiendo sanciones a este país. Y el primer ministro británico ha rehusado permitir que el juicio para los dos libios se celebre en un país neutral. O bien el gobierno británico, a sus más altos niveles, está increíblemente sordo, o saben más sobre Lockerbie de lo que están dispuestos a revelar a la gente que los eligió. Estados Unidos y la Elite utilizan la técnica de crear constantemente un monstruo para desviar la atención del hecho de que están instalando y pulsando las cuerdas de regimenes mucho más extremos por todo el mundo.

 No hubo charla sobre monstruos ni terrorismo en 1988 cuando el USS Vincennes disparó un misil “por accidente” para abatir un avión de pasajeros iraní, con 290 personas a bordo. El USS Vincennes estaba en el Golfo Pérsico para apoyar a Saddam Hussein, por aquel entonces amigo de los americanos y aliado en la guerra de Irak contra Irán. El comandante del navío fue “severamente castigado”: George Bush le recompensó con la condecoración de la Legión del Mérito por “conducta excepcionalmente meritoria en la realización de servicios destacados” y por la “calma y atmósfera profesional” bajo su comandancia durante el período en que el jet fue destruido.

La estrategia de la pasarela es otra de las distracciones. La Elite sabe el objetivo que quiere conseguir, y la pasarela que se necesita para manipular la opinión pública hacia esa finalidad. Pero si van a persuadir a la gente para que acepte esa pasarela, cada eslabón debe ser presentado aisladamente. Si el público en general llega a darse cuenta de que se trata de eslabones de una cadena que conducen hacia una tiranía centralizada global, obviamente se acaba el juego.

 Si se quiere tener a los seres humanos identificados con códigos de barras que los enlacen a un ordenador central, primero debe conseguirse que acepten las tarjetas de identificación. Se puede ser incluso más sutil anunciando en un principio que las tarjetas de identidad no serán obligatorias, tal como hizo Michael Howard en la conferencia del partido conservador de 1994. Los gritos de desaliento de una audiencia que quieren que sea obligatorio hacen que parezca que, en comparación, es positivamente moderado, y la oposición inicial por parte de los grupos de libertades civiles queda diluida porque el gobierno dice: “Pero no son obligatorias“, y luego se acaba con el código de barras. Pero el enfoque de despistar haciéndolo paso a paso exige que se realice en distintas etapas, para que la gente en general no llegue a darse cuenta de lo que está pasando. Estas tácticas son utilizadas en todos los niveles de la sociedad.

Si se quiere urbanizar una zona de tierra aislada y virgen, y se anuncian planes para construir una urbanización o un complejo industrial, se atraerá una enorme oposición. En vez de eso, el primer paso es proponer una carretera para permitir a la gente un mayor “acceso” a la zona. Una vez que se ha construido, empiezan a aparecer unos pocos edificios, y luego más y más, hasta que, por etapas, se ha construido lo que era la intención al principio. Ésta es una única razón por la que la información en este libro y en otros parecidos es tan importante. Una vez que se conocen las objetivos finales, los pasos preliminares hacia ellos resultan fáciles de reconocer.

 LA PRENSA “LIBRE”

Ninguna de estas manipulaciones mentales podría tener lugar sin los media. Lo repetimos, tan sólo unos pocos dentro de los medios informativos, saben que están jugando un papel principal en la programación de la mente humana para encaminarla hacia la tiranía global. Una sobrecogedora mayoría de periodistas no tienen ni idea de hasta qué punto están siendo utilizados. Diré más. Por mi propia experiencia en los media durante muchos años, y más recientemente al otro lado del micrófono, creo que en general, las dos profesiones que tienen menos conocimiento y sabiduría popular son el periodismo y la política. Como sugerí antes, son dos aspectos de la misma ilusión.

Los políticos actúan como si gobernaran el mundo, y los medios informan de acontecimientos como si los políticos fueran quienes toman las decisiones mundiales. Así, los verdaderos controladores permanecen en la sombra, sin que se los identifique y sin que se informe de ellos. Se producen excepciones cuando te encuentras con un periodista brillante que puede ver tras la fachada. Saben que se encuentran prisioneros dentro de una estructura mediática, que limita severamente lo que se puede decir y hacer. Pero aprovechan cada oportunidad que tienen para obtener tanta información como pueden.  He encontrado algunas de estas personas, y es un verdadero placer hablar con ellas.  Ojalá pudiera decirse lo mismo del resto.

Muchos periodistas de periódicos locales y regionales y de radios locales son, o bien contemporizadores, programados para formar parte de la misma vieja línea institucional, sin cuestionarla, mientras van pensando que sus años de profesión les hacen conocedores, o bien son novatos recién salidos de la universidad, sin ningún tipo de experiencia del mundo y de la manipulación que se lleva a cabo. Remarco que existen excepciones, pero aquí estoy hablando en general. No digo esto para cargármelos, pero dado que esta forma mental permanece entre los acontecimientos del mundo y la manera en que se comunica la información sobre ellos al público, es importante que sepamos la naturaleza de los filtros y el filtraje que se desarrolla.

Recuerdo una charla que di una noche en el sur de Inglaterra, en los términos apuntados en este libro. Había una persona en la audiencia que parecía tener un signo de interrogación permanente sobre su cabeza. Resultó ser el periodista local. Cuando vi su reportaje, llevaba como título: “La vieja teoría de Icke acerca del Nuevo Orden Mundial”. Quedé intrigado. “¿Vieja teoría?  Entonces ¿había este periódico hablado con anterioridad acerca de la conspiración global? No, como suele ser. El titular se refería a la opinión del reportero de que lo que yo había dicho aquella noche sobre la naturaleza del Nuevo Orden Mundial no era nuevo porque George Bush había utilizado con anterioridad las mismas palabras.  Si éste fuera un ejemplo aislado de los procesos de pensamiento que proporcionan nuestras noticias, no sería un problema. Pero no lo es. Podría escribir todo un libro con anécdotas de mis experiencias con personas, afirmando valientemente ser periodistas, que han hecho preguntas y escrito artículos que harían parecer a un niño de dos años el colmo de la madurez.

 A nivel nacional e internacional, el número de periodistas que manipulan a sabiendas la mente humana es mucho mayor que a nivel de los medios locales y regionales, pero todavía resulta relativamente pequeño. El resto tan sólo se adapta a la estructura y enfoque tradicional, y permiten que se les manipule a ellos para manipular a su audiencia.  Yo trabajé durante años en la sala de redacción nacional de la cadena de televisión BBC, y todos a mi alrededor parecían ser extremadamente genuinos. Muchos de ellos eran personas encantadoras ,que amaban a sus hijos, y que no les gustaría que les tocase enfrentar una dictadura centralizada global. Pero cada día elaboraban anécdotas que alimentaban a millones de televidentes, siguiendo la línea que la Elite quiere que se vea y oiga.

Para manipular al mundo no se necesita tener a gente revoloteando todo el rato, como uno de esos equilibristas que intentan mantener una docena de platos girando al final de un palito. Una vez se ha creado la estructura, cualquiera que entre en la organización, ya sea un periódico o una sala de redacción televisiva, tiene que adaptarse a lo que ya hay allí. Si puedes colocar a tus representantes en los cargos que eligen a otros dentro de la organización, todavía mejor, porque entonces puedes llenar las plazas con duplicados de tus propias actitudes.

Además, los periodistas existen para informar de sucesos. Si puedes fabricar sucesos significativos, los periodistas informarán de ellos. No tienes que controlar a cada periodista para que lo haga; el acontecimiento será informado de todas maneras. Muchas veces, la información de trasfondo, y la explicación del suceso, procederán de fuentes oficiales. Hoy, si pueden, miren un informativo de televisión, y vean de dónde proceden las palabras que el locutor está hablando: de fuentes oficiales.  Así, sin siquiera manipular un solo periodista, tu suceso prefabricado, ya sea una “bomba terrorista” o un “problema económico”, es informado y explicado de la forma que tú quieres.

La cobertura de la terrible bomba en Oklahoma City en abril de 1995 fue otro ejemplo del periodismo de marionetas. Fueran cuales fueran las declaraciones oficiales que se emitieron, los media saltaron inmediatamente sobre ellas y las aceptaron como hechos, sin cuestionarlas. Escuchaba por aquel entonces la Radio Five de la BBC y presentaron a una señora de una organización de la que nunca había oído hablar antes en América. Nadie preguntó sobre lo que su organización representaba, quién la financiaba, o cuáles eran sus bases. El entrevistador tan sólo le hizo preguntas, y permitió que ella, sin ser contrastada, diera su “experta” opinión sobre la gente que ella creía que había llevado a cabo el ataque. Y se llaman a sí mismos “periodistas”. Resulta increíble.

Cuando miren las noticias observen lo cortos que son los temas individuales. Normalmente tan solo tienen tiempo, incluso en las grandes historias, de decir “esto es lo que ocurrió y ésta es la explicación” (oficial).  Se me rieron millones cuando cuestioné que la figura que estaba viendo en las noticias de la televisión fuera en realidad Saddam Hussein en 1991. Había aquel hombre en la pantalla, y el reportero o locutor diciendo que era Saddam.  Se nos dijo con quién se había encontrado ese día y, en una ocasión, cómo había nadado por el río para mostrar a su gente que estaba vivo y sano tras la Guerra del Golfo. Ahora sabemos, a través de un desertor de Irak, que no era el Saddam real sino su doble. Los medios informativos son engañados día tras día, y ellos en consecuencia engañan a su audiencia. Pregunten a un 99% de periodistas acerca del Grupo Bilderberg, del Consejo de Relaciones Extranjeras, de la Comisión Trilateral, y en general de la Elite, y se le quedarán mirando pasmados. Ni siquiera oyeron hablar de ellos, y mucho menos saben cuál es su papel.

Pero hay algunos periodistas, en lugares estratégico,s que saben y apoyan lo que estas organizaciones están haciendo. Los media son un vehículo tal para el golpe de estado, que si caen en manos de la Elite el potencial sería ilimitado.  Pero no tenemos que preocuparnos porque, tal como nos dicen a menudo, tenemos una prensa independiente. ¡Hummm!  ¿Independiente de qué y de quién? En la edición de agosto-setiembre 1993, de una revista con sede en los Países Bajos, Exposure, se publicaron detalles de las juntas de control de los tres canales de televisión estadounidenses NBC, CBS y ABC. Se supone que estos canales compiten entre ellos, y es esta “competición” lo que forma parte de la “independencia” que asegura que disfrutemos de noticias imparciales. Por lo menos ésa es la teoría,.

La investigación del Exposure provenía del investigador del Nuevo Orden Americano Eustace Mullins. Por lo que leí, Eustace y yo tendríamos muy poco en común en muchas cosas, ya fuera que la gente que nombraba estuviera controlando las cadenas en la época del artículo o que no lo hicieran. Lo probable es lo siguiente: la NBC es una subsidiaria de RCA, un conglomerado de medios que aparece regularmente en los detalles de la carrera de un número de personas que nombraba a través de su libro. Entre los directores de la NBC nombrados en el artículo de Mullins se hallaban:

  • John Brademas,  director de la Fundación Rockefeller;
  • Peter G. Peterson, antiguo director de Kuhn, Loeb, and Co. (Rothschild), y antiguo Secretario de Comercio.
  • Robert Cizik, Presidente de RCA y del First City Bancorp, que fue identificado en un testimonio en el Congreso como un banco de Rothschild;
  • Thomas O. Paine, presidente de Northrup Co. (el gran contratista de defensa) y director del Instituto de Estudios Estratégicos  en Londres (controlado por la Elite );
  • Donald Smiley, director de dos empresas Morgan, Metropolitan Life y U.S. Steel;
  • Thornton Bradshaw, Presidente de RCA, director de Rockefeller Brothers Fund, Atlantic Richfield Oil, y del Instituto Aspen de Estudios Humanísticos (los dos últimos presididos por el “medioambientalista” y elite de Bilderberg, Robert O. Anderson).

Claramente la junta de la NBC tiene una influencia considerable de Rockefeller-Rothschild-Morgan.

Otro canal de TV americano, ABC, tenía en su junta de directores a:

  • Ray Adam, director de J.P. Morgan, Metropolitan Life (Morgan), y Morgan Guaranty Trust;
  • Frank Cary, presidente de  IBM, y director de M.P. Morgan y de Morgan Guaranty Trust;
  • Donald C. Cook, socio general de la entidad bancaria Lazard Freres;
  • John T. Connor de la firma de abogados Kuhn, Loeb (Rothschild), Gravath, Swaine and Moore, antiguo ayudante de Secretaría de la Marina, U.S. Secretario de Comercio, director del Chase Manhattan Bank (Rockefeller/Rothschild), General Motors, y presidente de J. Henry Schroder Bank and Schroders Inc, de Londres (ver la financiación de Hitler);
  • Thomas M. Macioce, director de Manufacturers Hanover Trust (Rothschild); George Jenkins, presidente de Metropolitan Life (Morgan) y de Citibank (que tiene muchas conexiones con Rothschild);
  • Martin J. Schwab, director de Manufacturers Hanover (Rothschild);
  • Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal, director de J.P. Morgan, Morgan Guaranty Trust, Hoover Institution, de la revista Time, y de General Foods;
  • Ulric Haynes Jr, director de la Fundación Ford y de Marine Midland Bank (propiedad del Banco de Hong Kong y Shangai).

Vemos de nuevo la misma línea Rockefeller-Rothschild-Morgan en la junta de la cadena ABC que, según nos han dicho, es independiente de la NBC. La compañía ABC fue expropiada por Cities Communications, cuyo director más relevante es Robert Roosa, socio senior de Brown Brothers Harriman, con estrechos lazos con el Banco de Inglaterra. Se atribuye a Roosa y a David Rockefeller la selección de Paul Bocker para la presidencia de la Junta de la Reserva Federal.

Lo que nos lleva a la CBS, la tercera de las cadenas “independientes”. Su expansión financiera fue supervisada durante largo tiempo por Brown Brothers Harriman y su socio senior, Prescott Bush que era director de la CBS. La CBS trabaja con el banco Morgan Guaranty Trust, y los informes de las conexiones entre la CBS, la CIA y la Inteligencia Británica son legión entre los investigadores del Nuevo Orden Mundial. Algunos le denominan el Conspiracy Brainwashing System (Sistema de Conspiración de Lavado de Cerebro). En la junta de la CBS encontramos a:

  • William S. Paley, presidente (para quien Prescott Bush organizó personalmente el dinero para comprar a la empresa).
  • Harold Brown, director ejecutivo de la Comisión Trilateral, y antiguo Secretario de la Fuerza Aérea y de Defensa.  ;
  • Roswell Gilpatric, de la firma de abogados Kuhn, Loeb (Rothschild), Cravath, Swaine, and Moore, y antiguo director del Banco de la Reserva Federal Bank de New York;
  • Henry B. Schnacht, director del Chase Manhattan Bank (Rockefeller/Rothschild), del Council on Foreign Relations, Institución Brookings, y del Comité para el Desarrollo Económico.
  • Michel C. Bergerac, presidente de Revlon, y director de Manufacturers Hanover Bank (Rothschild);
  • James D, Wolfensohn, antiguo presidente del J. Henry Schroder Bank, que tiene estrechos lazos con los Rothschild y los Rockefeller, (en 1995, Bill Clinton le nombró para dirigir el Banco Mundial);
  • Franklin A. Thomas, presidente de la Fundación Ford;
  • Newton D. Minow, director de la Corporación Rand y, en muchas otras, de la Fundación Ditchley, estrechamente relacionada con el Instituto Tavistock de Londres y con el Grupo Bilderberg.

Personas conectadas con la investigación de cómo reacciona la mente del público a sucesos e información, están en el consejo de una cadena televisiva estadounidense ¿Qué?

En la CBS, nos encontramos de nuevo con los mismos nombres al timón, y las tres cadenas están estrechamente interrelacionadas con el Consejo de Relaciones Extranjeras y la Comisión Trilateral. ¿Cómo se puede declarar la posibilidad de que las tres cadenas de televisión de América, a través de las que la gran mayoría de americanos obtienen su noticias, sean independientes? ¡Están controladas, o fuertemente influenciadas,  por la misma gente!

Miren al potencial de reclutamiento de estos productores, periodistas y editores que apoyan sus puntos de vista y objetivos, y despiden a aquéllos que desafían su interferencia en lo que se muestra y lo que no.  Miren al potencial de vender una línea común de acontecimientos y de nuevas anécdotas, para asegurar que la gente americana no tenga otras explicaciones que las que se quiere que crean. En julio de 1995 la ABC se fusionó con el imperio de Walt Disney, y el gigante de Westinghouse Electric hizo su movida para comprar a la CBS. La concentración de poder junta pautas.

Las mismas elites familiares controlan a las tres cadenas de televisión americanas, y a los principales periódicos americanos, el  New York Times, el Washington Post, y Los Angeles Times.  Esto sin siquiera mencionar a los otros distribuidores de medios y agencias internacionales de noticias (como Reuters) controladas por la Elite y las agencias que dirigen, y que alimentan a través de los periódicos de mayor tirada, una línea común con los pequeños periódicos mediante los teletipos y los columnistas sindicados. 

Las posibilidades de manipulación mental que esto ofrece son realmente increíbles. Montones de periodistas y editores estadounidenses de vanguardia son miembros del Council on Foreign Relations y de la Comisión Trilateral, y están trabajando encubiertamente para esta línea de partido en su selección, disección y presentación de las noticias y de la información. Es típico un “informe” del famoso pilar de las noticias de la CBS, Walter Cronkite, sobre la fortuna y poder de los Rockefeller. Concluyó diciendo que si alguna familia tenía que tener tanto poder y dinero como los Rockefeller, era bueno que fuera la de los Rockefeller. ¿Le suena a alguien? Agradezco la investigación sobre la propiedad de los media del Reino Unido que realizó a principios de los 90 el Coronel Barry Turner, y que publicó en 1992 bajo el título “Control de los Medios de Comunicación y Condicionamiento de la Mente del Público”.  (Communications Media and Conditioning of the Public Mind). Mucha de la información que sigue sobre nombres y periódicos proviene de este esmerado trabajo

 El periódico líder en “calidad” del Reino Unidos es The Daily Telegraph. Es propiedad, a través del Grupo  Hollinger, del canadiense, Conrad Black. El grupo posee más de 200 periódicos y revistas en el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá e Israel. Conrad Black es miembro del Comité Directivo del Grupo Bilderberg, esTrilateralista, y miembro del Instituto de Estudios Estratégicos. Los consejeros internacionales senior del Grupo Hollinger son:  Henry Kissinger (CFR. TC. Bil. RIIA) y Lord Carrington (TC, RIIA, Bil).  Algunos miembros del Consejo Supervisor Internacional de Hollinger son:

 

  • Zbigniew Brzezinski (CFR, TC, Bil);

  • Giovanni Agnelli (Bil, Black Nobility);

  • David Brinkley, comentador de noticias del telediario de la ABC;

  • Paul Volcker (CFR, TC, Bil), el presidente de la Junta de la Reserva Federal Board responsable de la Reaganeconomía y del Tatcherismo;

  • Lord Rothschild, presidente de Rothschild Holdings; y
  • Lord Hanson, presidente de Hanson plc.

En la junta del The Daily Telegraph está Evelyn de Rothschild, presidente del banco mercantil N.M. Rothschild. Para completar la relación íntima, N.M. Rothschild son los banqueros mercantiles del Grupo Hollinger

Un antiguo redactor jefe y miembro de la junta del The Daily Telegraph, Andrew Knight, es otro miembro del Comité Directivo del Grupo Bilderberg y de la Fundación Ditchley, y anteriormente de la revista The Economist (cuyo director es Evelyn de Rothschild), una publicación lanzada para presionar el final de las leyes de la Com, y promocionar el principio de “libe comercio”.

 

Knight  se marchó para convertirse en presidente ejecutivo de Rupert Murdoch’s News International, que posee The Sun, Today, The News of the World,  The Time y el  Sunday Times. Murdoch posee periódicos, revistas, cadenas de televisión, que se estima tienen un potencial de audiencia de tres billones de personas. Eso sin contar sus intereses en la industria del cine. Ahora se está uniendo a una red global de comunicaciones y teléfonos, MCI, y ha hecho una oferta para partes del vasto imperio mediático de Berlusconi en Italia.  Según el periódico The European, también planea incrementar sustancialmente sus intereses en los media por toda Europa.  En un trabajo del periódico The Spotlight titulado: “¿Qué trama Murdoch y quién le respalda?” el escritor Dan McMahan  relacionaba  el auge de este magnate mediático con nombres como Harry Oppenheimer (South Africa, Anglo-American, De Beers), Armand Hammer (Occidental Petroleum),la familia Bronfman y los Rothschild.

No es tanto a los hombres que están en primera fila a quienes debemos mirar,  sino a quien está tras ellos, tirando de los hilos. Son ellos los que aportan el disponible y manipulan a los políticos para permitir que los grandes adquisiciones de media y los carteles emerjan. Conrad Black del Daily Telegraph decía, con increíble hipocresía, acerca dominio de Murdoch: “Es una concentración de poder mediático enorme, y potencialmente peligrosa  …” ¿Y no lo es el imperio del propietario del Daily Telegraph?

Los medios controlados pueden alimentar los mismos mensajes básicos para el público e hipnotizar la mente colectiva para que los acepte. Y si los mismos mensajes nos llegan de fuentes aparentemente no conectadas, deben ser ciertos ya que “todos lo dicen“.  De la misma manera que tenemos un estado político unipartidista, tenemos un estado mediático único. En el Reino Unido se podría pensar que The Sun de Murdoch, y The Independent o The Guardian,  están  kilómetros de distancia entre sí, y que ofrecen opiniones diferentes. Pero si analizan aquello en lo que todos están de acuerdo, y la forma en que operan, ninguno de ellos es un vehículo para una alternativa radical a lo que tenemos. En realidad dicen lo mismo. Solo que lo dicen de forma diferente.

 

El periódico británico menos radical es el que se declara más radical: The Guardian. Es el diario de la  comida de coco, al que llamo los Radicales Robot. El redactor fundador del rival deThe Guardian, The Independent, fue Andreas Whittam Smith. Fue miembro de la Comisión Trilateral durante sus ocho años en la dirección de este periódico. La “elección” política es una ilusión, y también lo es la “elección” del medio informativo. En efecto, los dos son indivisibles.

 Cuando empecé a tener más y más éxito en la difusión de la información suprimida al público, se inició la campaña para desacreditarme. En cierta manera me sentí complacido, porque demostraba que estoy presionando algunas terminaciones nerviosas entre aquellos que desean controlar a la humanidad. La Jewish Chronicle, que  repite como un loro palabras como libertad y verdad, empezó con extravagantes desfiguraciones de lo que estoy diciendo y haciendo.  Estaba teniendo conversaciones con el oficial de prensa de la Junta de Diputados de los Judíos Británicos (una mujer encantadora) que estaba hablando a un David Icke, mientras estaba leyendo acerca de otro David Icke muy diferente en la Jewish Chronicle. Comprensiblemente, estaba confundida. Yo no, porque lo que estaba ocurriendo era bastante predecible. La visión de un periódico como el Chronicle, que alardea de moralidad mientras está mintiendo a través de sus dientes, no es muy bonita.

Sin embargo, fue The Guardian,  la editora del magazín diario de los comedores de coco Radicales Robot, la que encontré más interesante. Uno de sus “reporteros”, un tal Paul Brown, acudió a un encuentro en Glastounbury y montó un artículo sobre un hombre que no había leído mis libros, sin embargo tenía en las manos folletos en contra de los mismos.  La muestra anti-Icke procedía de un periódico que alardea de representar la verdad. Perdónenme si me tiro por el suelo, muerto de risa. En el artículo aparecían los tópicos unidimensionales sobre “discípulos” y otras tonterías infantiles, pero no aparecía por ningún lado la mención del Grupo Bilderberg y su red de RIIA, CFR, CT, sobre los que me pasé buena parte de la tarde hablando.

Pero, ¿qué es lo que dicen los Protocolos, de los Illuminati?

“Todos nuestros periódicos será de todas las clases posibles : aristocráticos, republicanos, revolucionarios, incluso anárquicos, desde luego durante todo el tiempo en que existan las constituciones… Al igual que la deidad hindú Vishnu, tendrán un centenar de manos, y cada una de ellas tendrá un dedo sobre alguna de las opiniones públicas que se precisen. Cuando un pulso estimule,  estas manos conducirán la opinión en la dirección de nuestros objetivos,  porque un paciente excitado pierde todo poder de juicio y fácilmente se rinde a la sugestión. Aquellos tontos estarán repitiendo nuestra opinión o cualquier opinión que nos parezca deseable, en la creencia vana de que están siguiendo al órgano de su partido; de hecho seguirán a la bandera que nosotros ondeemos  para ellos”. Protocolo 12

Y muchos periodistas, probablemente incluyendo al Sr. Brown, no tendrán ni idea de la forma en que están siendo utilizados. Alguien me escribió que había leído The Robots’ Rebellion y que era una lector habitual de The Guardian porque pensaba que tenía la integridad que a otros les faltaba. Estaba sorprendido de leer el artículo de Brown, el cual encontraba que era una basta desfiguración de lo que estoy diciendo y haciendo. “Pensaba que podía confiar en The Guardian”, dijo. No se puede. No se puede confiar en ninguno de ellos. ¿De quién obtiene el público su información sobre los partidos políticos cuando llegan las elecciones? De los medios informativos controlados. Si los media no te apoyan o están vehementemente en contra tuya, es virtualmente imposible que seas elegido.  Si eres un político que quiere ganar o permanecer en el poder, tienes que escuchar a lo que los media exige. Si no lo haces, se volverán en contra tuya e incluso revelarán información desagradable que sabían desde hacía tiempo pero que se han guardado bajo la manta mientras tú jugabas su juego. Cuando Rupert Murdoch empezó a hacer declaraciones positivas acerca del líder del partido laborista británico Tony Blair (Bil) siguiendo la “prematura” y repentina muerte de su predecesor, John Smith, esto fue considerado altamente significativo para las oportunidades de Blair de llegara ser primer ministro. Lo triste es que lo consiguió.

Los media tienen que tener a los bancos y a los anunciantes contentos. Ahí es donde está realmente el poder. La pirámide de la Elite Global coordina a los anunciantes más importantes para que presionen a los periódicos en seguir o no una línea particular. Pero, desde luego, tenemos a los “guardianes” de los media, que están ahí para protegernos de cualquier abuso. El presidente del “perro guardián” de los periódicos, la Press Complaints Commission, es Lord Wakeham antiguo  ministro del consejo, que de forma controvertida pasó del gobierno a la junta de N.M. Rothschild. Y mientras Lord Rees Mogg (Bil), el antiguo redactor de The Times era presidente del perro guardián televisivo, la Broadcasting Complaints Commission, también tenía un director de Rothschild, Sir Zelman Cowan, otro antiguo presidente de la vieja corporación de quejas, el Press Council, estaba involucrado en 1991 con la adquisición del Grupo Australiano Fairfax  por el Grupo Hollinger de Conrad Black. Lord Armstrong, el antiguo presidente del Servicio Civil, y secretario de gabinete, (que continuó siendo director de N.M. Rothschild) también se unió a la junta de Carlton Television que emite en Londres y la red de televisión “independiente” del Reino Unido.

Podría seguir con todos los media del Reino Unido, revelando las interconexiones entre ciertos nombres y empresas. Estén seguros, sin embargo, de que no hay nada de qué preocuparse. Tal como dijo el por entonces secretario del Interior, Douglas Hurd, en The Financial Times, el 19 de enero de 1989 : “Las emisiones no serán dirigidas por magnates”. ¡Puf, qué descanso!  Casi que prefiero la opinión del estado real de los asuntos dentro de los media de John Swinton, periodista de The New York Times, del que se dice que en la comida de su jubilación les dijo a su plantilla :

“No existe tal cosa como una prensa libre. Ustedes lo saben y yo lo se. No hay ni uno de entre ustedes que se atreva a escribir sus honestas opiniones. El negocio del periodismo es destruir la verdad, mentir a ultranza, pervertir, vilipendiar, adular a los pies de Mamon, y venderse a sí mismo, a su país y a su raza por el pan de cada día. Somos herramientas y vasallos de los ricos que están tras el escenario. Somos peones saltarines; ellos tiran de las cuerdas y nosotros bailamos; nuestros talentos, nuestras posibilidades y nuestras vidas son propiedad de esos hombres. Somos prostitutas intelectuales”.

Pero aquí de nuevo volvemos al mismo tema. Los media son creación nuestra. Reflejan la mente colectiva de la humanidad, y si no lo hicieran no podrían sobrevivir ni prosperar como lo hacen. Podemos debatir quién fue primero, si las actitudes de la mente colectiva o la programación de estas actitudes, pero si leen la prensa sensacionalista promedio, y luego se pasan una hora en el bar promedio, verán que los patrones de pensamiento del periódico y de la gente son ampliamente los mismos. Un gran número de personas piensa y actúa como la prensa sensacionalista. Se han permitido a sí mismos convertirse en pensadores de prensa sensacionalista, con mentes sensacionalistas. Tenemos ahora una radio y una televisión sensacionalistas, que siguen al éxito de los periódicos sensacionalistas. Todos ellos lo quieren corto, increíblemente superficial, y con cada tema lleno de a la vez de burla, condena, juicios instantáneos, línea oficial y/o  defensa de la posición social. Oh, sí, y si al mismo tiempo se pueden tener un montón de tetas y calenturas, mejor que mejor, porque las mujeres están ahí sólo para ser codiciadas.

¿He descrito sólo el contenido de un periódico sensacionalista, o el contenido de una conversación que se puede oir en casi cualquier bar de los que  “los amigotes” se reúnen? Ambos. Y ése es el punto. Estos patrones de pensamiento en la mente colectiva han creado la realidad que nosotros llamamos los media. La prensa sensacionalista refleja y programa, a grandes rasgos, los pensamientos de la humanidad, en una espiral siempre descendente.  Cuanto más programados son nuestros pensamientos, más quedamos abiertos para una programación todavía más severa. Los media no cambiarán hasta que la mente colectiva cambie, y eso sucederá sólo con el cambio en la manera de pensar de los individuos. Creamos nuestra propia realidad, y los media no son diferentes.

Sea lo que sea lo que domine el patrón de pensamientos de la mente colectiva, será una realidad física. La raza humana, en general, quiere que sea otro el que piense por ellos, y han permitido que sus mentes se cierren hasta el punto de que no quieren discutir nada que no sea superficial, o lleno de burla y de juicios instantáneos hacia los demás. Por lo tanto, esos son los medios informativos que tenemos hoy en día. Con nuestro pensamiento hemos traído eso a la existencia. Cuando cambiemos, también cambiará.

HIPNOSIS COLECTIVA

El mayor efecto de los media sobre la mente humana no es tanto el detalle sino la hipnosis colectiva creada por los mismos temas básicos repitiéndose una y otra vez. Mucha gente no reúne detalles de los periódicos, y queda sólo la información emitida en la que se tiene una oportunidad de oir algo y no hay manera de que se pueda volver atrás para oirlo de nuevo, y permitir extraer más detalles.  

Estos temas incluyen el criterio con el cual nos juzgamos a nosotros mismos y a los demás, en cuanto a lo que es creíble o increíble, sano o insano. Este bombardeo de fondo a nuestro subconsciente con una información común “de línea de partido” juega una parte importante en la manera en que el consciente y el subconsciente se ven a sí mismos y al mundo. Como resultado, permitimos a la suma total de los medias que programen nuestros modelos de pensamiento, y creamos nuestra realidad.  

A principios de los 90, cuando era el foco de un increíble ridículo nacional, aprendí mucho sobre este proceso. Mucho de lo que los media decían sobre mí era al 100 % lo contrario de lo que estaba diciendo y escribiendo, pero la gente sorprendentemente creía lo que los media les decían, y fue ridiculizado por millones de cosas que no estaba diciendo y que no creía. Esto le sucede a otras personas diariamente. La hipnosis de masas ha convertido a millones de personas en espectadoras del mundo, en lugar de participantes. Permitimos que otros hagan, mientras nosotros miramos, sentados en la función, viendo  unos pocos jugar el juego que decide el futuro de la raza humana… nuestra raza humana. Esto queda simbolizado por el deporte,  y por los interminables seriales televisivos en los que somos espectadores de vidas fabricadas de sorprendente cartón, con caracteres unidimensionales. A menudo vivimos esas vidas en vez de las nuestras. Me gusta el deporte y también hay algún serial que me gusta, pero el peligro está en si eso es lo único que tenemos en nuestras vidas.

Como decía uno de los Protocolos de los Illuminati, en 1800 :

“Para que las masas no adivinen qué está pasando nosotros los distraeremos con diversiones, juegos, pasatiempos, pasiones, mansiones de personas… Pronto empezaremos a proponer en la prensa competiciones de arte, de deportes de todo tipos: estos intereses finalmente distraerán sus mentes de hacer preguntas en las cuales deberíamos encontrarnos a nosotros mismos obligados a oponernos a ellos. Deshabituándolos cada vez a más a reflexionar y a formarse una opinión propia, la gente empezará a hablar en el mismo tono que nosotros, porque sólo nosotros estaremos ofreciendo nuevas direcciones al pensamiento… desde luego, a través de personas tales que no puedan resultar sospechosas de solidaridad con nosotros” Protocolo 13

Pensamos en el hipnotismo sólo en términos de una persona acostada en un diván y escuchando las palabras de un hipnotizador que habla suavemente a la oreja. O podemos pensar en el hipnotizador de escenario, que tiene un grupo de personas haciendo tonterías frente a una audiencia carcajeante.  Alguien debería exigir que esto se prohibiera, porque es peligroso. Estas son formas obvias de hipnosis. Pero no nos damos cuenta de que estamos siendo sutilmente hipnotizados, y animados a hacer y a pensar tonterías cada día de nuestras vidas. En lugar de estar acostados en un diván escuchando las suaves palabras del hipnotizador, estamos sentados en el sillón escuchando los informativos, las estrellas de cine, las repetitivas voces de la publicidad y los diversos presentadores. Los mensajes martillean nuestra mente consciente y subconsciente, y somos programados para pensar de la manera que quieren que pensemos los controladores que poseen los media, los bancos, las empresas come tarros, las compañías armamentísticas, las petroleras, y así hasta el infinito. ¿Todavía queda alguien leyendo este libro, que crea que la idea de una conspiración global, con una pequeña minoría controlando a la gran mayoría, es una fantasía, un imposible? Seguramente no.

 El conocimiento esotérico sobre la naturaleza de la psique humana es utilizado para crear un mayor efecto. En tanto que quienes se hallan en el movimiento espiritual son ridiculizados por sus explicaciones sobre la mente-espíritu humanos, este mismo conocimiento está siendo utilizado por los manipuladores para hipnotizarnos solapadamente y programar nuestro subconsciente. El Dr. Wilson Bryan Key, un profesor de periodismo, realizó un estudio sobre estas técnicas y escribió tres libros: Media Sexploitation, The Clam Plate Orgy, y Subliminal Seduction. Descubrió que los anunciantes se gastan millones de dólares en la manipulación subliminal (programación del subconsciente), y en el adoctrinamiento de las audiencias. El Dr. Key reveló la existencia del taquistoscopio, un proyector de película con un obturador de alta velocidad, que emite imágenes cada cinco segundos durante 1/3.000 segundos. Estos mensajes no podían ser vistos a simple vista, pero eran absorbidos por el subconsciente. El mensaje sería luego filtrado desde el subconsciente a un nivel consciente como pensamiento, deseo u opinión, que la persona cree que es propio. Años atrás, el flash de una imagen de botella de Coca-Cola era utilizado para ser insertado en una película cinematográfica, justo antes de la media parte. La audiencia no podía verlo, pero su subconsciente sí. Las ventas de Coca-Cola durante los intervalos del cine aumentaron significativamente.

Entre los años 50 y 60, la experimentación de la interacción subliminal con el subconsciente se expandió rápidamente. En 1962 y 1966, el Doctor Hal C. Becker patentó unas estratagemas subliminales que incrementaban el poder esta tecnología. Dirigía una famosa clínica de adelgazamiento en Nueva Orleans utilizando mensajes subliminales dirigidos al subconsciente, y su programa antirrobo funcionaba en grandes almacenes de Canadá y Estados Unidos. Los mensajes, inaudibles al oído, eran emitidos en todos los almacenes, diciendo “no robes”. Los robos en almacenes se redujeron. En 1986, surgió un sistema de seguridad más avanzado que emitía los mensajes bajo música de flauta. Un computador vigilaba que el sonido del mensaje se mantuviera por debajo del volumen de la música. Estos mensajes subliminales han demostrado su eficacia. ¿Para qué más se los utiliza?

Hace algunos años causó escándalo en Francia la foto de François Mitterand proyectada en un flash a la entrada de los informativos. Era cuando Mitterand se presentaba como presidente. Fue un error de la cadena de TV, seguro. ¿Pero qué clase de error? Un error al poner el flash de la foto al principio de los titulares, o un error en dejarlo demasiado tiempo, con lo que pudieron verlo el consciente así como el subconsciente? El potencial de los mensajes subliminales para afectar el resultado de las elecciones y dirigir el pensamiento de la masa de población es, simplemente, fantástico.

Si con estas técnicas pueden lograr que más gente compre botellas de Coca-Cola, ¿por qué no hacer que más gente vote al partido y al candidato que ellos quieren? Pueden hacerlo. Desde luego que pueden. Y dado todo lo que ha leído hasta ahora, ¿creen que utilizarían este potencial para manipular la mente del público, o creen que rechazarían hacerlo porque era antidemocrático? Una vez que la tecnología y el conocimiento están disponibles, no hay nada que no pueda ser comunicado al subconsciente a través de esta técnica de hipnosis masiva.

Una vez más, volvemos al conocimiento esotérico. Los manipuladores saben cómo trabaja la psique y cómo es posible programar respuestas sin que el nivel consciente de vigilia sepa lo que está ocurriendo. Ahora existe la tecnología que puede montarse cerca de una televisión o un transmisor de radio y enviar mensajes que encajen con la longitud de onda de la emisión televisiva como un “transportador de ondas”, un transportador del mensaje subliminal. Estos mensajes subliminales se emiten a través del televisor sin que siquiera la estación televisiva sepa lo que está ocurriendo. Los mensajes pueden decirle a la gente cómo votar, a quién deberían amar y a quien odiar, qué debería comprar y qué deberían pensar. Digamos que quiere iniciar un disturbio. Envíe mensajes subliminales a la zona durante un tiempo, y luego introduzca uno o dos agentes provocadores y un suceso que focalice cólera. En poco tiempo tendrá a la gente,  ya preparada subliminalmente,  volviéndose absolutamente loca. Luego dice que necesita que la policía y los militares tengan más poder para “solucionar” este “problema”.

La televisión se ha convertido en la mayor herramienta de manipulación mental, y empieza cuando los niños tienen pocos años. Algunos investigadores creen que los niños son especialmente susceptibles a esta forma de programación. Mucha gente mira la televisión como si estuvieran hipnotizados por la pantalla. La conversación queda destruida. En lugar de hablar a las personas, escuchamos lo que nos hablan los equipos de la televisión. Nuestras vidas están condicionadas por los temas y la adoctrinación vertidos desde la pantalla. Se nos dice lo que está bien y lo que está mal, lo que es correcto y lo erróneo, lo que es un éxito y lo que es un fracaso, lo que está de moda y lo que está desfasado. Es nuestro hipnotizador huésped en la esquina del salón.

Mucha gente queda dormida frente al televisor porque sus mentes son bombardeadas al punto de sobrecargarse por el flujo incesante de opiniones e información.  ¿Qué es lo que un hipnotizador debe hacer antes de que él o ella inicie las sugestiones subconscientes? Colocan a sus clientes en un estado de relajación,  una soñolencia medio dormida, porque es cuando la mente consciente se queda calmada y se puede acceder con más facilidad al subconsciente. ¿Qué mejor manera, por tanto, para programar a los televidentes con mensajes subliminales, que hacer que caigan medio dormidos en el sillón?  De hecho, la gente podría incluso ser colocada en este estado por los mensajes subliminales que proceden del aparato.

 Y ¿cuál es el efecto real de los juegos de ordenador y de la tecnología de realidad virtual que vuelven zombis a algunos niños? Realidad virtual es un buen nombre porque todo el sistema está diseñado para animar a la raza humana a aceptar la realidad virtual y denominarla vida. El Dr. Wilson Bryan Key, investigador de estos temas, dijo que la tecnología subliminal puede afectar de tal manera a mucha gente que pueden ser programados para empezar a comer y beber demasiado, cambiar sus costumbres sexuales, y embarcarse en una lista casi interminable de otras manifestaciones de conducta extrema. El subconsciente es programado con modelos de pensamiento, y crea una realidad física. Estas técnicas están llegando a ser cada vez más sofisticadas y desarrolladas.  Susan Bryce remarcó un desarrollo en su artículo publicado en la revista Exposure , de julio-julio 1993:

“La información de la relación entre los latidos del corazón y la sugestibilidad revela que la música o la voz reguladas al ritmo del corazón humano de 72 pulsaciones por minuto, pueden afectar el comportamiento humano… Anuncios experimentales preparados utilizando 72 pulsaciones por minuto como yendo al paso de toques de tambor, música y voz han sido probados en un teatro especial con una audiencia al azar de amas de casa y maridos. El anuncio era de un nuevo analgésico (para el dolor de cabeza). Los resultados mostraron que si el anuncio de analgésico hubiera sido emitido a los aproximadamente 30 millones de personas que ven el informativo de la noche de la NBC, cinco millones hubieran desarrollado dolor de cabeza a las tres horas del visionado”.

Se ha desarrollado tecnología para enviar mensajes como microondas y ondas de muy baja frecuencia (ELF – extremely low frequency), que pueden hablar a la masa subconsciente y causar enfermedad física. Es importante remarcar que el conocimiento, mantenido en secreto, sobre la mente y cuerpo humanos está mucho más avanzado de lo que se nos permite ver en la arena pública De nuevo, es parte de la política de “necesidad de saber”. Si alguien tiene el conocimiento y la tecnología que mucha gente ignora que existe, el potencial de manipulación es enorme. El conocimiento esotérico, pasado desde las redes de sociedades secretas durante años, ha sido un gran factor de la creación de esta ciencia de dos velocidades. Al público se le habla de una ciencia limitada e intencionadamente imperfecta, que se remonta a Darwin y otros, en tanto que permanece escondida la versión mucho más avanzada.

El espíritu-mente, esa parte eterna de nosotros, es una serie de campos de energía magnética interconectados e interactuantes. Reaccionan con otros campos de energía magnética, y es por lo que la gente que vive bajo cables poderosos de líneas eléctricas están más propensos a desarrollar ciertas enfermedades. El campo electromagnético producido por las líneas de fuerza desequilibra el espíritu-mente magnético de la gente que vive en las cercanías. Este desequilibrio pasa a través de múltiples niveles de nuestro ser al cuerpo físico, donde se manifiesta como cáncer o como cualquier otra enfermedad. También puede afectar directamente al funcionamiento celular y causar enfermedad. Por eso, si los manipuladores pueden emitir ondas a ciertas frecuencias, pueden desequilibrar nuestros niveles magnéticos celulares y no físicos, y causar enfermedades físicas, mentales y emocionales.

Ted Gunderson, antiguo agente del FBI, dijo que durante mucho tiempo se han usado secretamente discos radiactivos magnéticos como “asesinos silenciosos” inductores de cáncer  para quitar de en medio a políticos y otras personas. Puede causar cánceres que crecen a velocidad sorprendente. Experimentos sobre los efectos de las ondas ELF y sobre sustancias para la guerra química se transportan de forma rutinaria sobre confiadas poblaciones en todo el mundo.  Oímos sobre estas cosas en los informativos con noticias sobre una “extraña e inexplicable plaga/enfermedad” que ha estallado en una pequeña área de un país. Me dijeron que una zona de Nuevo Méjico está plagada por un “zumbido” que nadie puede explicar, que causa dolores de cabeza y enfermedad a los individuos sensibles.

 A algunas personas les cuesta creer que se emitan mensajes para el subconsciente. ¿Pero qué son la televisión y la radio? Son palabras e imágenes que se emitan en forma de onda y se decodifican posteriormente en palabras e imágenes con la tecnología. Cuando pensamos en el avanzado conocimiento que es mantenido en secreto sobre la naturaleza del cerebro/psique humanos, ¿es un salto mental demasiado grande pensar que es posible emitir mensajes sobre longitudes de onda diseñadas para comunicarse con el subconsciente? De hecho, tal como explico extensamente en The Robots’ Rebellion, la existencia de tal tecnología es probable.

Los experimentos han demostrados que si las personas están sometidas a estas ondas durante poco más de un minuto, empiezan a reaccionar a los mensajes que se les inculcan. En sus mentes, estos mensajes aparecen como siendo pensamientos propios, cuando en realidad están sintonizados en una emisión de longitudes de onda desde el exterior de su psique. En tal situación, estas personas son robots que han pagado su cuota.

Dos de estas técnicas son denominadas: Control Intracerebral Radio Hipnótico y Disolución electrónica de la memoria.  Los investigadores dicen que estos pueden inducir remotamente un trance hipnótico, inducir sugestiones y borrar toda la memoria tanto de las instrucciones como de lo que sea que la persona ha hecho como respuesta a ellas. Menuda herramienta si se quiere asesinar a un “problemático”; crear algún terrible suceso para desacreditar a un grupo o persona; abducir a alguien y culpar a los “extraterrestres”, o producir una situación de problema-reacción-solución. En 1975, el periodista James Moore  declaraba haber obtenido un manual de 350 páginas sobre el tema procedente de la CIA. Parte de ese documento decía:

Médicamente, estas señales de radio se dirigen hacia ciertas partes del cerebro. Cuando una parte de tu cerebro recibe un débil impulso eléctrico de fuentes exteriores, tales como la vista, el oído, etc., se produce una emoción – cólera a la vista de un grupo de chicos pegando a una anciana, por ejemplo. La misma emoción de cólera puede ser creada artificialmente a través de señales artificiales de radio enviadas a tu cerebro por un controlador. ¡Podrías sentir instantáneamente la misma rabia calentada al rojo vivo sin ninguna razón aparente

Resulta sorprendente algunos de los mensajes que son recibidos por médium y canalizadores. La gente psíquicamente sensible sintonizan conscientemente con otras longitudes de onda de realidad. Es posible, y en efecto probable, que algunos sintonicen con longitudes de onda emitidas por tecnología de este planeta. En el mundo de la ciencia secreta, ellos saben que es posible que los canalizadores se comuniquen con otras longitudes de onda de realidad. Saben como se hace y utilizan a mediums y a canalizadores en sus experimentos.

Según los libros sobre control mental y la institución de ciencia avanzada en Montauk, Estados Unidos, en 1970 los científicos de la Elite eran capaces de producir la imagen en una pantalla de ordenador de lo que su psíquico estaba pensando. Luego transmitían estas ondas de pensamiento desde un transmisor en la base y encontraban a las personas de la zona que habían sido afectadas en sus propias mentes por los pensamientos que habían sido emitidos. Estos manipuladores sabían también que cada vez más y más personas escuchan lo que los canalizadores dicen. Qué gran oportunidad para utilizar este proceso para una ulterior manipulación. De nuevo, nuestra protección es pensar por nosotros mismos y no aceptar ninguna información con valor a primera vista sin pensar a fondo sobre ello y verificar los hechos lo mejor que se pueda. Esto incluye lo que se está leyendo en este libro.

EL PROYECTO  MKULTRA

Junto con el desarrollo de las técnicas de control mental masivas llegaron las que tenían por objetivo individuos específicos. La más notoria es el programa MKUltra dirigido por la CIA. Otras ramificaciones y variaciones han sido programas conocidos como Bluebird, Artichoke, MKDelta (www.angelfire.com/or/mctrl/bastion.html), y MKNaomi. Sus descendientes mucho más avanzados todavía funcionan hoy en día y las víctimas a menudo han sido titulares en todo el mundo como “asesinos solitarios”. El MKUltra se inició en los 50 bajo el psiquiatra escocés con base en Canadá el Dr. Ewen Cameron,  que se convirtió en íntimo amigo del jefe de la CIA Allen Dulles luego de que Cameron sirviera como psiquiatra para Canadá/Estados Unidos en los juicios de guerra de Nuremberg. Cameron fue uno de los psiquíatras que examinaron a Rudolph Hess.  Fue un encuentro apropiado ya que lo que Cameron le hizo a sus “pacientes” bajo el programa MK Ultra de la CIA reflejaba algo de lo que los Nazis hicieron también a sus víctimas.

Bajo la supervisión de personas como los hermanos Dulles y otros miembros del establishment estadounidense muchos de los expertos en control mental Nazis y de los científicos más eminentes fueron secretamente trasladados desde Alemania, tan pronto como los aliados la ocuparon. Fueron trasladados a Estados Unidos para que continuasen su trabajo sobre control mental, y lo que se llamaría platillos voladores, la tecnología antigravedad. Algunos estiman que algo así como 10.000 Nazis activos escaparon,  dejando que la farsa de la tribunales de guerra de Nuremberg manejasen la “justicia” sobre aquellos  que habían sido a menudo culpables de crímenes mucho menos terribles que los de los que los americanos ayudaron a escapar. Sí, los Nazis llevaron a cabo horribles experimentos en personas, incluyendo niños. ¡De eso no hay duda! Pero hay alguien que realmente piense que no han sido continuados en las instituciones secretas de América y de donde sea hoy en día? La mentalidad Nazi no acabó en 1945. Sólo cambió de emplazamiento y, literalmente, quedó subterránea.

La CIA surgió a partir de la OSS (Office of Strategic Services) nacida en tiempos de guerra La formación de la nueva Agencia Central de Inteligencia fue realizada bajo la supervisión de la Inteligencia Británica, que llevaba siglos acumulando experiencia en operaciones encubiertas. Muchos de los personajes clave de la CIA eran Nazis que sirvieron bajo Hitler. Uno de ellos, Reinhard Gehlen de las SS, fue empleado por Allen Dulles para montar la red de la CIA en Europa tras la guerra. Digo “empleado”. Pero Gehlen ha dicho que se trataba más de una sociedad entre la CIA (dirigida por el partidario de Hitler Allen Dulles) y la red mundial Nazi. Gehlen dijo que la colaboración con Dulles era un “acuerdo entre caballeros” que “por varias razones nunca se puso por escrito,,, tal era el elemento de confianza que se había establecido entre las dos partes durante… el intenso contacto personal, que ninguno de ellos tuvo la menor duda de fundar toda la operación sobre un acuerdo verbal y un apretón de manos”.

El “acuerdo verbal” no hubiera tenido nada que hacer con el peligro de la evidencia escrita rezumando y aventando la historia, supongo. El escritor e investigador Noam Chomsky dice que Gehlen montó un ejército Nazi estadounidense, que extendía sus operaciones a Latinoamérica (donde apoyaba los regimenes de tipo Nazi impuestos sobre la gente por Estados Unidos). La CIA fue formada por Nazis, para Nazis, para promocionar la mentalidad Nazi. La Inteligencia Británica fue su mayor instigador porque ella también, en esencia, es una organización Nazi.

La CIA, bajo Allen Dullen, financió al psiquiatra Ewen Cameron desde principio de los 50, tal como lo confirmó los documentos liberados en 1977 bajo el Acta de libertad de información de EE. UU. Muchos de los documentos fueron destruidos o no entregados, pero había suficientes para ofrecer un vistazo a la pesadilla que fue el MKUltra. El proyecto incluía el uso de drogas (como el LSD), y grotescas técnicas de manipulación mental conocidas como “desprogramación” y “conducción psíquica”. La CIA admitió haber apoyado la investigación de la mente humano y el control de comportamiento en 150 instituciones, y éstas incluían hospitales, prisiones, empresas farmacéuticas y 44 universidades. Por lo menos 185 científicos estaban involucrados. Al igual que los experimentos Nazi, los objetivos eran mayoritariamente aquellos a los que se considerada “menos que seres humanos”, tal como las prostitutas, los extranjeros, la gente con piel de color y los drogadictos.

 Miles de prisioneros fueron también obligados a tomar parte, y los pacientes de hospitales e instituciones mentales fueron utilizados sin su consentimiento como conejillos de indias por estos sonados. Que nadie me diga que esto no está sucediendo todavía hoy en día en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido. Los soldados estadounidenses también fueron utilizados. En los años 70 se les dio LSD a miles de ellos mientras se les decía que estaban probando máscaras de gas y otros equipos protectores. El arroja una nueva luz sobre el grave daño causado a la salud de los soldados que recibieron vacunas durante la Guerra del Golfo, y que ahora piden compensaciones.

La CIA financió a Ewen Cameron a través de una organización denominada la Sociedad para la Ecología Humana, otro frente de la CIA, con conexiones con la Universidad Cornell de Nueva York. Cameron y Dulles querían desarrollar formas de drogas, estimulación electrónica e hipnosis que pudiera borrar la personalidad de una persona y reemplazarla con otra de “mejorada”. Otro de los grandes objetivos era reprogramar a la gente para llevar a cabo asesinatos que luego pudieran ser descritos como el trabajo de algún “chiflado solitario”. Este objetivo fue rápida y completamente alcanzado. En 1969, el psicólogo de la CIA , José Delgado, publicó su libro, Physical Control of the Mind: Toward a Psychocivilised Society. Escribió:

“El control físico de las funciones cerebrales es un hecho demostrado… incluso es posible crear y seguir intenciones el desarrollo de pensamientos y experiencias visuales. A través de la estimulación eléctrica de estructuras cerebrales específicas, se pueden inducir movimientos ordenados por radio, la hostilidad puede aparecer y desaparecer, la jerarquía social puede ser modificada el comportamiento sexual puede ser cambiado, y la memoria, las emociones y los procesos de pensamiento pueden ser influenciados por control remoto…”

Hablando en 1966, Delgado dijo que sus experimentos: “…apoyan la desagradable conclusión de que el movimiento, la emoción y el comportamiento pueden ser dirigidos por fuerzas eléctricas y que los humanos pueden ser controlados como robots pulsando botones”.  

Que es precisamente lo que ocurrió a los asesinos de personas como John Lennon, el supuesto asesino del presidente Reagan y casi con seguridad, el asesino del Rey Feisal de Arabia Saudita, que fue asesinado de un disparo en 1975. El Rey, que rutinariamente distribuía copias gratis de los Protocolos entre los turistas extranjeros, fue asesinado por un pariente que viajó desde América para llevarlo a cabo. Esta técnica también es utilizada para programar a gente que corre por las calles o restaurantes disparando en todas direcciones, y perpetra los más terribles crímenes que añaden miedo a la mentalidad de “algo debe ser hecho”. Esto demanda, y concede, leyes y sentencias más duras, una fuerza policial más armada y cámaras de vigilancia en las calles.

El  LSD fue profusamente utilizado en los experimentos de Cameron. Crea confusión, un aspecto clave del control mental. Una de las primeras víctimas fue Frank Olsen, químico especializado en la enfermedad de transmisión aérea. Se le administró LSD mientras padecía de “depresión y paranoia” y dos semanas después se mató arrojándose por la ventana de un hotel de Nueva York . La CIA financió una serie de “casas seguras” para experimentar en San Francisco y Nueva York. En ellas los operadores del MKUltra observaban a través de espejos bidireccionales la respuesta de clientes de prostitutas pagadas por la CIA  tras haberles administrado secretamente LSD. En los cuarteles generales de Ewen Cameron, el Allan Memorial Institute (www.geocities.com/ericsquire/tour/tour.htm) en Montreal, Canadá. “trataba” a personas confiadas para una variedad de problemas mentales y sistemáticamente desmantelaba sus personalidades con los experimentos del MKUltra.

En la revista Observer del16 de octubre de 1994, la escritora Elizabeth Nickson contaba las historias de muchas de las víctimas de Cameron, incluyendo la de su propia madre. Una paciente, una mujer de Vancouver, sufría de depresión postnatal y fatiga. Cameron la mantuvo en un sueño inducido por drogas durante 86 días, y cuando acabó con ella, había perdido la memoria de toda su vida, incluyendo su habilidad para leer y escribir. Incluso necesitaba ayuda para ir al lavabo. Como resultado de esta presión sobre su familia, perdió a su marido y a sus seis hijos. Fue el mismo Ewen Cameron homenajeado por sus colegas psiquiatras y loco presidente de la cuerda de cuerpos psiquiátricos, incluyendo a la World Psychiatric Association, al presidente del Centro Médico Cornell, Hospital de Nueva York, y al director del Instituto Smithsonian. Era un pez gordo del establishment, no un profesor loco trabajando solo.

Una d las técnicas de Cameron enlaza con lo que explicaba antes. Utilizaba un casete llamado Cererophone colocado bajo la almohada de las víctimas que dormían para repetir mensajes una y otra vez. También grababa una frase clave utilizada por la víctima  para que se obsesionara con la frase y no pudiera pensar en nada más. Tal era el resultado emocional que las drogas se utilizaban para sedar a la persona. La conducción psíquica, la entrada de una “nueva” personalidad, a menudo seguida de electrochoques, la destrucción de la personalidad habitual. Esto era llamado proceso de “desprogramación”.

 Cameron utilizaba una técnica denominada el tratamiento de choque Page-Russell, llamada así por los dos médicos británicos que la desarrollaron. Las víctimas recibían un choque eléctrico inicial, seguido de cinco a nueve de más pequeños dos o tres veces diarias durante treinta días. Los trabajadores del hospital de la época han informado que el eco de los chillidos se oían por todo el hospital. Los “pacientes” trataban de escapar de este horros. Una vez esta desprogramación se había completado y la víctima estaba completamente confusa, se le colocaba un casco en la cabeza y se enviaban  mensajes negativos a la mente de la víctima durante quizá veinte horas por día. Estos mensajes repetían frases del tipo de “Mi madre me odia, mi marido me odia, soy un fracaso”, y por el estilo, utilizando grabaciones con la propia voz de la víctima. Cameron también colocaba cables en sus piernas y aplicaba choques eléctricos tras el fin de cada mensaje.

Con la antigua personalidad ahora destruida, el proceso seguido para construir una nueva según la imagen de Cameron. Y esto, no lo olvidemos, era pagado por la CIA con el dinero de los contribuyentes a requerimiento de Allen Dulles, el hombre que, junto a otros, controló los juicios de guerra de Nuremberg que condenaron montones de Nazis de baja graduación a muerte por hacer mucho menos de lo que él y Cameron estaban haciendo. Y todo esto continúa en una forma mucho más avanzada hoy en día. Se me ha hablado de investigación sobre control mental de un tipo similar en alguna universidad del Reino Unido, y si alguien sabe más, por favor que me lo diga.

Mucha gente ignora lo fácil que es legalmente ser encerrado en una institución mental. Realmente es muy fácil. Un amigo mío que pasaba por un dramático despertar espiritual (veía al mundo como realmente es) recibió presiones familiares para que accediera a asistir a un hospital mental privado. Escogió ir por su propia salud. Pero cuando decidió dejar el hospital tras hablar con los médicos, fue detenido a la fuerza. También fue obligado a la fuerza a tomar drogas. Lo que el personal de este hospital estaba haciendo era perfectamente legal. Una vez que aceptas recibir tratamiento en uno de estos lugares, pierdes todos tus derechos para abandonarlo si el personal decide que no debes hacerlo. Como los médicos en este nivel profesional no tienen ni la más remota idea acerca de la naturaleza de la psique, a pesar de que se llamen “psiquiatras”, pueden encerrarte y obligarte a tomar drogas para “tratar” un fenómenos completamente natural.

Si no estamos atentos, la excusa de la “enfermedad mental” será utilizada para internar a aquellos que dicen que pueden comunicarse con otras frecuencias “esquizofrenia”,  y contra aquellos que denuncian que hay una conspiración global “paranoia”. Alguien como yo que habla de las dos cosas es un “paranoide esquizofrénico”, que es exactamente a etiqueta con la que encerraban a los disidentes en los hospitales psiquiátricos de la Unión Soviética.

Finalmente, al inicio de la presidencia de Bush, la CIA  llegó a un acuerdo amistoso con nueve de las víctimas del MKUltra por la mayor cifra de dinero posible sin la aprobación del Fiscal General. Otros 69 están todavía batallando por obtener una compensación. No ayuda por la admisión de Richard Helms, el director de la CIA en la época del Watergate, de que destruyó muchos de los documentos del MK Ultra en 1973. Lo que estamos viendo aquí es la punta afilada de la política de convertir a la raza humana desde la única y librepensadora expresión de la creación en una rebaño de corderos y robots. Es una combinación de tecnología, acontecimientos prefabricados y control de los políticos y de (algo crucial) los medios de información. Tras ellos están los conocidos de cuello vuelto.

El documento Silent Weapons For A Quiet War (Armas Silenciosas) revela la entrada de la Fundación Rockefeller en la financiación de la investigación a través de la Universidad de Harvard, del potencial de los ordenadores en el control del pensamiento humano. Es objetivo es tener dinero físico reemplazado por completo por el dinero electrónico de la tarjeta de crédito, y luego reemplazar las tarjetas de crédito por tarjetas identificativas con un microchip bajo la piel. La Corporación Intel fue recompensada con un contrato de cinco años en 1994  para desarrollar este ingenio en sus instalaciones de Rio Rancho, en Nuevo Méjico. El chip estaría unido a un ordenador global utilizando la excusa de que todas las transacciones financieras tienen que quedar registrada en el nuevo banco central mundial. El ordenador sabría todo lo que hay por saber sobre nosotros en cada ocasión y sería capaz de enviar mensajes en la otra dirección, del computador hacia nosotros,  enviándoos mensajes y programando nuestra conciencia. Robots sería la palabra exacta.

Este panorama no es nada nuevo. El psicólogo de la CIA Dr. José Delgado dijo en 1966 que llegaría el día en que el control del cerebro podría ser llevado por operadores no humanos, estableciendo una comunicación de dos vías entre el cerebro implantado y un ordenador. En los 70, Suecia quedó sorprendida de oir que se estaban implantando microchips en pacientes de los hospitales sin su conocimiento, como parte de un experimento de control mental. Esto fue aprobado por Olof Palme, El primer ministro de Bilderberg, de Suecia. Los peligros son tan poderosos y tan obvios. Tal como el senador Sam J. Ervin, director de un subcomité del senado sobre modificación del comportamiento, dijo en 1973:

“…la tecnología comportamental… en Estados Unidos toca hoy las fuentes más básicas de individualidad, y la esencia de la libertad personal. A mi entender la amenaza más seria … es el poder que esta tecnología otorga a un hombre para imponer sus puntos de vista y valores sobre otro… Si nuestra sociedad ha de continuar siendo libre, un hombre no debe tener el poder de cambiar la personalidad de otro y dictar sus valores, pensamientos y sentimientos a otros”.

A través del documento de las Armas Silenciosas y de la filosofía de la Elite en general vemos el deseo de hacer exactamente eso. Vemos el tema de la elite e escogidos controlando al “rebaño estúpido” en todas las áreas de nuestras vidas. Empieza con los niños en las escuelas y con los adolescentes en las universidades. Gánatelos de jóvenes y los tendrás para siempre.

Nunca ceso de maravillarme cuando hablo en las universidades al ver cómo la mayoría de estudiantes están ya programados para pensar como clones del sistema a la edad de diecisiete o dieciocho años. Su incapacidad de pensar por sí mismos es totalmente pasmosa, aunque haya honorables excepciones. Silent Weapons For A Quiet War enfatiza a sus propios agentes la importancia de controlar lo que se les dice a los niños y a los jóvenes. Los profesores son instruidos para pensar de una cierta manera y para creer que la información que transmiten es veraz. Incluso aunque duden, las autoridades insisten en que ha de enseñarse igualmente. “Si a Vd. No le gusta, señor o señora profesora, lárguese y le reemplazaremos por alguien que haga las cosas tal como se le dicen”.  Tal como el grupo de rock Pink Floyd dice en su bien conocida canción, los niños están programados por el sistema educativo para ser “tan sólo otro ladrillo del muro”. ¿Pero cuánta degradación va con estos temas?

Profesores, padres, sindicatos de profesores y políticos van incansablemente financiando escuelas y suministros de libros escolares. ¿Dónde está la preocupación por lo que realmente se enseña en las escuelas, y lo que está escrito en estos libros? Y sin embargo ningún otro tema en la Tierra es más importante que programar la mente humana. De ahí surge todo lo demás.

El documento de Silent Weapons describe brillantemente la técnica de control de mentes.

Dice del la Guerra Quieta:

“Dispara situaciones en vez de balas, impulsada por procesamiento de información en lugar de granos de pólvora; desde un ordenador en lugar de una pistola; manejado por un programador de ordenadores, en lugar de un tirador; bajo las órdenes de un magnate bancario en lugar de un general militar. No causa heridas evidentes físicas o mentales, y no interfiere de forma obvia con la vida social diaria de cualquiera

“Sin embargo para un observador entrenado, uno que supiera qué buscar,  hace un ruido inconfundible, causa un inconfundible daño físico y mental, e interfiere inconfundiblemente con la vida social diaria. El público no puede comprender el arma, y por eso no puede creer que están siendo atacados y subyugados por un arma.

“El público podría sentir de forma instintiva que algo va mal, pero a causa de la naturaleza técnica del arma silenciosa, no pueden expresar su sentimiento de forma racional, o manejar el problema con inteligencia. Por eso, no saben como pedir ayuda, y no saben cómo asociarse con otros para defenderse ellos mismo contra ello.

“Cuando un arma silenciosa es aplicada gradualmente, el público se ajusta/adapta a su presencia y aprende a tolerar su intrusión en sus vidas hasta que la presión (psicológica a través de la economía) se vuelve tan grande que se vienen abajo. Por eso el arma silenciosa es una forma de arma biológica. Ataca la vitalidad, las opciones y la movilidad de los individuos de una sociedad al saber, comprender, manipular y atacar sus recursos de energía natural y social y sus fuerzas y debilidades físicas, mentales y emocionales”.

En otras palabras, divide y vencerás,  e introduce tu dictadura global vía el enfoque gradual y muy pocos se darán cuenta de lo que realmente está pasando hasta que sea demasiado tarde. De hecho, muchos incluso se reirán o condenarán a aquellos que señalan lo que está sucediendo.  Bien, los lectores de este libro, y muchos otros parecidos, saben lo que realmente sucede. Y si estamos de verdad comprometidos para un mundo mejor y para la libertad de pensamiento y expresión, la información es imposible que sea ignorada. El trabajo que todos tenemos que hacer para romper la correa que los programadores tienen sobre tantas mentes humanas es considerable, pero es perfectamente conseguible, y será conseguido, si estamos preparados para involucrarnos. Nada hay más poderoso que una mente humana determinada a pensar y actuar por sí misma. Este tipo de fenómenos es la pesadilla de un manipulador y, al igual que cada uno de quienes habitamos este planeta, ustedes tienen ese poder.

Sólo tienen que utilizarlo.

Anuncios

1 comentario »

  1. l prestigioso lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios. (Lea sus artículos en Rebelión, en Red Voltaire y descargue algunos de sus libros.)

    1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a la granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

    2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

    3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

    4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejor mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

    5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

    6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

    7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

    8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

    9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

    10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

    (Publicado por Omar Montilla, en el Blog Gramscimanía)

    Comentario por unfearly — 19 septiembre 2010 @ 3:37 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: