DESPERTANDO A LA VIDA

26 octubre 2009

Meditación: El camino a la libertad

Filed under: 1 — chusju @ 21:40

La libertad total existe. De hecho, libertad es lo que en verdad somos, una libertad plena de Ser, de Conciencia y de Bienaventuranza absolutas.

Los antiguos sabios védicos de la tradición hindú hallaron hace milenios el camino que conduce a esa libertad. Pero es camino no consiste en una técnica que el individuo pueda controlar o manipular a su antojo, no. Por el contrario, la divina senda es un proc eso natural que experimenta el alma dispuesta y preparada, del mismo modo que germina espontáneamente una semilla al llegar la primavera para finalmente florecer.

Sesha describe en esta obra, las fases y los procesos naturales por los que discurre el camino a la libertad hasta florecer en el despertar final del “samadhi”. Este camino discurre perpetuamente en el presente, en el “aquí y ahora” que constituye la esencia misma de la realidad. Veremos como a lo largo de su discurrir se desmorona la identidad vinculada a un yo separado, y como esa fase transpersonal adentra al aspirante en la experiencia de no separación que los sabios vendantines denomiron no-dualidad. Descubriremos entonces que esta exquisita integración desemboca finalmente en la realización absoluta del Sí Mismo o iluminación. En este proceso consiste el camino de la meditación.

La enseñanza de la meditación forma parte de los cimientos del pensamiento oriental. La antigua tradición hindú basada en los vedas converge en una práctica meditativa a través de la cual los estudiantes interesados en el conocimiento de sí mismos pueden solucionar las grandes preguntas de la existencia: ¿quién soy?, ¿qué es el Ser?, etc.

Dicha tradición se dedico a estudiar en pormenor la naturaleza de la mente y las diferentes formas de cognición que el ser humano puede alcanzar. El estudio concienzudo de la observación del mundo y de la propia mente, gestó una maravillosa fuente de sabiduría que hoy día aún sirve de guía a miles de sinceros estudiantes.

La meditación nació antaño como mecanismo práctico para navegar por los inmensos océanos del Ser. A través de ella es posible contactar con las ideas más abstractas y convertirlas en firmes realidades vivenciales. Todos aquellos mundos en los que los conceptos de infinito o absoluto son ideas inalcanzables se convierten en vergeles donde la plácida percepción meditativa dota de cuerpo y sentido a la realidad.

La meditación no reside en una profunda reflexión mental sobre la realidad. Tampoco consiste en un desahogo físico para buscar el equilibrio corporal. La meditación trascience toda alternativa física o mental para dirigirnos a mundos insospechados, a realidades que se hayan ocultas tras los velos del pensamiento del mismo modo que la espesura de la nubes velan el inmenso sol durante el día.

PREMISAS DE LOS PENSAMIENTOS OCCIDENTAL Y ORIENTAL

La meditación es parte de un modelo de pensamiento oriental cuyos axiomas no concuerdan necesariamente con los modelos occidentales. Este desfase entre las premisas sostenidas respectivamente por la filosofía oriental y la occidental ha creado una inmensa brecha que apenas ahora empieza a disminuir.

Premisas del pensamiento occidental

–El ser humano es una criatura dotada de conciencia individual. La dualidad objeto-sujeto sustancia la realidad y es permanente.

–El Universo puede ser independiente (realismo) o no (idealismo) de la conciencia humana que lo detecta.

–La base sobre la cual gira el movimiento de la existencia del universo es la evolución, la cual acontece en tiempo y espacio.

Premisas de pensamiento oriental

No sólo el ser humano está dotado de conciencia sino el universo entero. La no-dualidad objeto-sujeto es lo que finalmente sustancia la realidad y es lo verdaderamente permanente. La conciencia no-diferenciada emerge como individual sólo en determinados estados de conciencia.

–No hay nada que sea independiente de la conciencia que lo percibe. Lo que es Real es la inseparable simultaneidad Ser-Conciencia, donde Ser y Conciencia son no-diferentes. A esta forma específica de cognición se le denomina no-dualidad.

–El Universo que la conciencia individual detecta es cambiante. Para la conciencia individual, todo y cada forma es impermanente y evoluciona hacia una nueva forma o aspecto. Sin embargo, lo Real es que la evolución en el tiempo y en el espacio es sólo aparente. La apariencia de cambio o evolución se debe a que la mente define sus contenidos mentales mediante nombres y formas cambiantes, per la Absoluta Realidad no-dual de Ser-Conciencia es un continuo inmutable y eterno más allá de toda interpretación dialéctica mental.

Así, medita implica ver el mismo mundo sólo que con otros “ojos”. El mundo que la mente oriental y la occidental observan no es diferente; no hay más realidad que esta que observamos. la distinción estriba en que esa misma y única realidad es percibida desde categorías cognitivas diferentes que están sustentadas en prejuicios o ideas precondebidas, dando lugar a variadas interpretaciones de la realidad.

Occidente acepta como axioma la dualidad sujeto-objeto, a partir de la cual existe siempre una brecha entre quien conoce el mundo (el sujeto) y el mundo observado (el objeto). Orienta por el contrario asume como premisa que la dualidad objeto-sujeto es aparente y que puede ser trascendida. Así pues, Occidente jamás ha tenido en cuenta el universo que se despliega ante la mirada que trasciende la dualidad obejto-sujeto. Semejante posibilidad le resulta inaceptable, pues contradice los cimientos mismos en los que se asienta su peculiar forma de  ver el mundo.

Para Occidente tanto objeto como sujeto evolucionan hacia un estado de perfección futuro que es desconocido. Para el pensamiento occidental, la evolución dota de sentido al movimiento del mundo. De no existir la evolución, ¿por qué veríamos al mundo en constante actividad? A ello responde Oriente que el mundo no está fraccionado en verdad en sujeto y objeto. Oriente afirma además, que el universo y todo el movimiento que el universo y la conciencia individual detecta son aparentes y que sólo existe en la interpretación mental del perceptor a causa del incesante proceso dialéctico al que se ve sometido al reconocer su propio mundo interno así como el mundo externo que le rodea. Lo único verdaderamente existente -afirma Oriente- es un continuo de Ser-Conciencia en el que, en esencia, no hay diferencia alguna entre conocedor y conocido, entre sujeto y objeto, entre perceptor y percibido.

Es por ello que, para Oriente, el mecanismo de análisis que debe ser escrutado con minuciosidad ha sido siempre la mente y su funcionamiento, pues es este mecanismo el que despliega diversas interpretaciones o estados de conciencia con sus consiguientes modalidades de relación entre sujeto y objeto.

Escrito por Sesha  (Meditación: El camino a la libertad)

(continuará)

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: